jueves, 19 de febrero de 2015

BOLLOS DE LECHE

TereMontgai Blog de Cuina
Hoy os presento unos bollos tiernos, ideales para el desayuno o merienda. Su sabor es dulce, pero están igual de ricos con un acompañamiento dulce que
con uno salado.


INGREDIENTES
1 huevo
200 ml. de leche
50 ml. de aceite de oliva
500 grs. de harina
25 grs. de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de sal
5 cucharadas de azúcar
1 cucharada de azúcar vainillado
1 cucharada de miel

ELABORACIÓN
Calentamos la leche 40 segundos en el microondas y deshacemos en ella la levadura.
Lo mezclamos con el huevo batido, el aceite y la miel.
En otro bol mezclamos la harina con los azúcares y la sal.
Si tenemos amasadora, ponemos primero los ingredientes líquidos y después los sólidos y amasamos a velocidad rápida durante un minuto y medio.
Si no tenemos amasadora, ponemos los ingredientes sólidos en un bol, hacemos un hueco en el centro, ponemos los ingredientes líquidos y amasamos con las manos hasta obtener una masa homogénea.
Partimos la masa en ocho trozos iguales y con la ayuda de un rodillo, estiramos cada trozo de manera que nos quede un palmo de largo por 4 dedos de ancho más o menos.
Lo plegamos como si fuera un paquete dejando la parte del cierre hacia abajo.
Precalentamos el horno a 50º y lo cerramos.
Introducimos en la parte de abajo un recipiente con agua, y metemos los bollos en el interior con el horno apagado para que fermenten durante 30 minutos más o menos, hasta que doblen su volumen.
Transcurrido este tiempo, con la ayuda de una cuchilla, hacemos unos cortes a cada bollo y los pintamos con huevo batido.
Los introducimos en el horno, lo encendemos a 250º y horneamos durante 15 minutos.
Una vez horneados, los sacamos y los dejamos enfriar encima de una rejilla.

NOTA: El recipiente con agua debe estar dentro del horno durante toda la cocción para crear humedad.  
Lo de fermentar el horno lo hago para acelerar el proceso. También se puede dejar fermentar a temperatura ambiente, tapado con un paño (1 hora más o menos). 


RINCÓN DE LA SALUD 
El pan constituye una fuente de energía muy importante. Esta energía procede de su riqueza en hidratos de carbono de muy fácil asimilación que permiten cubrir rápidamente las necesidades energéticas del organismo. El pan debe formar parte de la dieta de todas las personas especialmente los niños y jóvenes o de las personas que trabajan en oficios que requieren un gran esfuerzo físico.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...